jueves, 8 de julio de 2010

Mercosur: todavía somos puertos mirando al Atlántico

Hoy Fede escribe una interesante nota sobre el impacto en las economías nacionales que el Mercosur tiene. Y nos dice:
Desde mayo de 2003, la definición de la dirección política de la Argentina eliminó una gran incertidumbre para el Mercosur. Recordemos: en 2002 Lula agarraba el timón de Brasil y consolidaba la estrategia de construcción regional, donde su sociedad con Argentina era vital. Pero por estos lares estábamos aún inmersos en el cataclismo político-social-económico de la pos convertibilidad y Menem, que ganaba la primera ronda de las elecciones en abril de 2003, no aparecía como un socio político ideal para llevar adelante la profundización del Mercosur. Por el contrario, la idea de la dolarización, de un tratado de libre comercio con EEUU, entre otras, eran agendas esperables después de un hipotético tercer triunfo del riojano. A Lula no le queda otra que esperar la resolución política argentina. A veces es bueno reconstruir las coyunturas pasadas, para evitar el relato unilineal y teleológico de los procesos históricos. Las cosas podrían haber resultado distintas a como son hoy. Sin embargo, Kirchner accede a la presidencia y, a pesar de una inicial tensa relación personal con Lula, la estrategia de construir una alianza política con Brasil se consolidó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario