lunes, 26 de abril de 2010

Dormir con el enemigo

Este fin de semana se presentaba el libro sobre el INDEC de G. Noriega en la Feria del Libro. Presentación que se vio interrumpida por la irrupción de unos sujetos que insultaron y agredieron a los panelistas.
Obra, de la que, dicho se de paso, pocos sabían su existencia.
Claro que para hacer publicidad gratis y darle lustre al autor no hay nada mejor que un grupo de intolerantes (gilastrunes le decíamos en el barrio) que te fustigue para que seas transformado en un pro hombre de la democracia y la libertad, sino pregúntenle a Pepe y a Nelsón.
Un hecho similar había ocurrido en ocasión de la presentación del libro de Hilda Molina.
Es así, que fueron esos hechos violentos, puestos convenientemente en la tapa de los diarios, lo que permitieron que esos libros se vendieran por sobre las expectativas (comentario oído al pasar en la Feria del Libro hecho por un empleado del stand de la editora de Noriega)
Es, en ese momento, que uno siente que duerme todo el tiempo con el enemigo.
Que por cada hilada de ladrillo que con esfuerzo se levanta, le siguen un uno o dos mazazos que derriban la mitad.
Y saben que? Uno empieza a cansarse.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario