domingo, 15 de marzo de 2009

Rapido y Furioso

El adelantamiento de las elecciones de legisladores nacionales para el 28 de junio merece una serie de reflexiones que exceden el breve texto de un blog como este.
Independientemente de esto, es conveniente y hasta imprescindible dejar a mano una serie de apreciaciones.
El hecho tiene como mínimo tres dimensiones, y cada una de ellas merece un análisis diferente.
Por un lado; la dimesión formal del adelantamiento de las elecciones que modifica las reglas de juego, quebrantando los pilares republicanos. La ley electoral es en este aspecto taxativa: En su Artículo 53 dice: “Convocatoria y fecha de elecciones. La convocatoria a elección de cargos nacionales será hecha por el Poder Ejecutivo nacional. La elección se realizará el cuarto domingo de octubre inmediatamente anterior a la finalización de los mandatos(…)
Asimismo, señala en el Articulo 54 que las provincias pueden determinar por sí mismas la fecha de elección local, es decir en este caso, de legisladores provinciales y de concejales municipales.
Esta modificación agrega un dato más al ambiente de incertidumbre política que vive el país desde el regreso de la democracia. Aunque, como lo historia nos enseña a la hora de votar el republicanismo del candidato en cuestión no es un hecho considerado por los electores. Cambios bruscos de líneas políticas, candidaturas en dos más distritos consecutivamente, renuncias a cargos para ser candidatos por otro, han plagado las crónicas políticas de los últimos 25 años.
Por otra parte, un análisis de la dimensión política nos permite aventurar que la jugada del adelantamiento es propia de Bobby Fisher.
En un solo paso corre el eje de los debates mediáticos sobre inseguridad, la crisis económica en ciernes y el conflicto con el movimiento agrario y descoloca a la oposición que aún en proceso de armado de estructura se encuentra presionada a definir alianzas y listas. Los más perjudicados son sin lugar a dudas Sola, Carrio y Cobos quiénes creían tener mas de 90 días para definir sus aliados y armar sus estructuras distritales.
Los dirigentes agrarios también se ven perjudicados; deben definir su participación política en medio de la interna agropecuaria y la negociación con el gobierno.
Los favorecidos Macri y el Colorado que haciendo uso de la estructura heredada del Duhaldismo puede afrontar las elecciones mañana mismo si es necesario.
Del mismo modo, expone las incoherencias y egoísmos de todo el arco político. Cada uno salió a apoyar u oponerse según sus propios intereses y a intentar justificar, sin quedar pegado, su posición. Así, “Chiche” Duhalde ahora apoya iniciativas irracionales.
Una tercera dimensión es la percepción que el grueso de la sociedad tiene de la medida.
Un primer sondeo muestra que es recibido como una señal de debilidad; no saben si llegan a octubre, se dice. También flota la sensación que de junio a octubre la situación económica se agravará, lo que haría definitivamente imposible cualquier posibilidad de triunfo o derrota digna del oficialismo.
Lo único concreto es que los tiempos se han acelerado y la dinámica de la política parece, por esta vez, será más vertiginosa que la de los medios. Es hora de activar los espacios para abrir el debate y defender un proyecto, un modelo que la menos quien suscribe, cree que existe.
La aceleración a mach 5 de los armados pone nuevamente sobre el tapete cuales deben ser los objetivos de maximas y que se juega en junio, básicamente cuales deben ser los estandartes ha defender .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario