miércoles, 10 de diciembre de 2008

25 años no es nada


Hoy se conmemoran los 25 años de democracia ininterumpida en la Argentina, hecho por demás trascendente para un país tan poco acostumbrado a ¿largos? periodos democráticos.
Aquí surge la primera cuestión a debatir. 25 años son realmente un periodo prolongado de democracia. La respuesta es NO. 25 años serian algo así como 6 presidencias y un cachito, y que en caso de reelección se computarían como tres presidentes. Los EEUU, son la primera nación en designar un presidente como la cabeza de estado en una República moderna y van por su presidente numero 43º seguidos, Obama sera el 44º.
Aclaración al margen, el tema aquí no es dirimir si ellos duran por que los nuestros no, el tema es 25 años de democracia es mucho o poco.
Más allá de eso, la democracia en la Argentina costo mucha sangre derramada y sea corto o largo el periodo hay que valorarlo. Ya no como palabra vacía de contenido, palabra que cada quien llena con lo que mas gusta, sino como expresión fundante de la posibilidad de que los que menos tienen puedan aspirar a tener más, puedan expresarse y defenderse y sean, al menos en la fría letra de la ley, iguales. Pero claro no todo es tan fácil.
En el '83 con la democracia se comía, se educaba y se vivía. Bueno, ahora sabemos que solo con la democracia no alcanza. Es como el asado, es rico, pero necesita un vino y ensalada, sino tiene gusto a poco.
Necesitamos reforzar los partidos políticos, afirmar las instituciones, acabar con la corrupción. Esto desde un enfoque republicano ingenuo.
Desde un enfoque nacional, necesitamos eliminar la pobreza, dar acceso universal a salud y educación a todos los menores de 16 años, necesitamos una nueva ley de radiodifusión que haga posible que los medios no marquen la agenda, que de una vez por todas se distribuya la riqueza en serio, que los dirigentes estén a la altura de la circunstancia, O sea, básicamente necesitamos soberanía nacional, independencia económica y justicia social.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario